Historia de la fototeca de los Hoffmeyer

8 de junio, 2018

 
Imagen de Ricardo Orueta

Título: Historia de la fototeca de los Hoffmeyer
Locución: Raquel Ibáñez González y Mª Rosa Villalón Herrera
Texto: Raquel Ibáñez González, Mª Rosa Villalón Herrera
Fecha: 8 de junio de 2018
Duración: 9 minutos
Descargar Mp3






Este es un podcast de la Biblioteca Tomás Navarro Tomás dedicado a la fototeca del Legado Hoffmeyer. Para más información podéis conectaros a la página de la Web de la biblioteca http://biblioteca.cchs.csic.es/podcast/.

Historia de la fototeca de los Hoffmeyer

La arqueóloga Ada Bruhn, especialista en el estudio de las armas, fundó junto a su marido Erling F. Hofmmeyer, bibliotecario e historiador, el Instituto de Estudios sobre Armas Antiguas y la revista Gladius en 1960. Durante los primeros años el instituto tuvo su sede en Dinamarca, pero en 1962 el matrimonio decidió trasladarse a España. El desarrollo del instituto trajo consigo la formación de una importante biblioteca y fototeca que sirvieron de apoyo a sus investigaciones.

Conjunto fotográfico

La fototeca gradualmente fue tomando un mayor protagonismo debido a la necesidad de gestionar la documentación iconográfica utilizada para la edición de la revista y se convirtió en una herramienta de trabajo indispensable para los Hoffmeyer. Erling se dedicó de manera tenaz a la organización de los fondos iconográficos volcando en ellos sus conocimientos y su buen hacer bibliotecario.

Poco a poco, el instituto se fue afianzando como centro de investigación y consiguió el respaldo del CSIC, gracias al trabajo constante y la voluntad inquebrantable del matrimonio. Se establecieron de forma definitiva en la pequeña localidad de Jaraíz de la Vera (Cáceres) donde la fototeca era un aliciente más para los investigadores que visitaban el instituto al ser un recurso de información iconográfica especializado.

En 1975 falleció Erling y Ada tuvo que asumir en solitario la gestión del instituto y la revista. La gran carga de trabajo derivada de esta situación no le permitía tener al día las tareas relacionadas con la fototeca, especialmente las referidas a la descripción de las imágenes. La investigadora falleció en 1991 dejando al CSIC como heredero de su legado, que en 2015 después de diversas vicisitudes pasó a formar parte de las colecciones de la biblioteca Tomás Navarro Tomás como Legado Hoffmeyer.

Datos sobre la colección

La fototeca está formada por cerca de 7.000 imágenes de distinta tipología: copias fotográficas en papel, postales, dibujos, láminas y recortes de ilustraciones. Esta diversidad es una característica propia del uso de la imagen como herramienta para la investigación. Cuando los investigadores necesitan reunir un corpus sobre los temas de su interés no dudan en hacer acopio de materiales de diferente procedencia. La cronología de las fotografías coincide normalmente con las fechas en las que se formó el archivo, y los temas representados en ellas, como es lógico, son los propios del arte militar y la defensa: armas, elementos defensivos, uniformes, buques de guerra, fortificaciones…, es decir, todos aquellos tratados en los trabajos de investigación que vieron la luz a través de las publicaciones del Instituto.

Por otro lado, se conserva el archivo de clisés formado por las más de 1.500 planchas metálicas que se utilizaban en la impresión de ilustraciones y grabados de Gladius y otras publicaciones. Los clisés se obtenían a partir de las imágenes originales de la fototeca y están ordenados por su número de registro. Los sobres que los protegen llevan adherida una impresión para facilitar su identificación y la información relativa a su publicación.

Conjunto fotográfico

Formando parte de este legado, hay un número significativo de fotografías familiares y postales que se han reunido bajo el nombre de fototeca personal, y suman unas 2000 fotografías. La mayoría están distribuidas en 16 álbumes cuya cronología data desde finales del siglo XIX hasta la década de los noventa del siglo XX. Es muy probable que fuera la propia Ada la encargada de componer los álbumes con las fotos de sus seres queridos y de los momentos más destacados en su vida, en los que también incluyó postales y billetes de sus muchos viajes, ofreciéndonos así, una visión íntima de la familia. Además, estas fotografías personales tienen un gran valor testimonial e informativo porque a través de ellas podemos hacer un recorrido por la historia familiar de los Hoffmeyer y por las técnicas y procedimientos fotográficos de la época.

Album familiar

Al igual que en la biblioteca del instituto, la clasificación temática de la fototeca sigue el sistema de la CDU tal y como lo planteó Erling Hoffmeyer. Las imágenes catalogadas están montadas sobre soportes secundarios de cartulina blanca con su descripción. Una parte de las fotografías no está catalogada porque su ingreso en la fototeca coincidió con los años en los que Ada dirigía en solitario el instituto y no podía hacerse cargo de ello.

El estado de conservación de los documentos en general es bueno, aunque muchos soportes presentan deterioros físicos por lo que ha sido necesario estabilizarlos. La mayor parte de ellos tienen una pauta de deterioro similar: un pronunciado alabeo en sentido vertical. Creemos que esto se debe al uso de máquina de escribir para mecanografiar los datos de identificación de las imágenes. El paso por el rodillo de la máquina, unido al uso inmediato de un adhesivo para fijar las fotografías al cartón han provocado este daño. El hecho de que las cajas se guardaran en posición vertical incidió aun más en el deterioro. Para mitigar este problema en los casos en los que el alabeo es muy acentuado hemos utilizado contrapesos. Las fotografías se han instalando en cajas de conservación y se almacenan en los armarios de nuestros depósitos en posición horizontal.

Consideramos que la fototeca del Instituto Hoffmeyer es un interesante recurso de información para los especialistas en historia de las armas, que también nos proporciona conocimiento sobre la metodología de investigación y las técnicas de edición científica. Os invitamos a conocerla a través de la web de la biblioteca Tomás Navarro Tomás.