Fondos de Archivo del CCHS (III). Archivo Lladó

20 de marzo, 2013

 
Llado

Título: Archivo Lladó
Locución: Isabel Fernández Morales
Entrevistas: Raquel Ibáñez González, Mª Rosa Villalón Herrera
Fecha: 02 de abril de 2013
Duración: 8:07 minutos
Descargar Mp3




Este es un podcast de la Biblioteca Tomás Navarro Tomás. Para más información podéis conectaros a la página de la Web de la biblioteca http://biblioteca.cchs.csic.es/podcast/.

La biblioteca Tomás Navarro Tomás cuenta, entre sus materiales de archivo, con importantes fondos de fotografía. Hoy dedicaremos los minutos de este podcast a destacar uno de ellos. Se trata del Archivo Lladó, producido por el fotógrafo Luis Lladó y Fábregas entre los años 1900-1936, y compuesto por 5.884 fotografías, principalmente negativos en soporte vidrio, de diferentes formatos.

Una vez más, para bucear dentro de los fondos del Archivo del CCHS contamos con la presencia de nuestras compañeras del departamento de Archivo de la biblioteca, Rosa Mª Villalón y Raquel Ibáñez. Ellas han trabajado directamente con este fondo y se encargan de su cuidado, catalogación y acceso.

Nuestras compañeras nos hablarán sobre Luis Lladó, los materiales que componen el fondo, cómo se han recopilado y tratado, medidas de conservación, acceso y actividades de difusión del mismo. Por último, tratarán más en detalle de una pequeña selección de fotografías de este fondo.

Raquel nos habla sobre la figura de Luis Lladó y Rosa sobre el fondo fotográfico:

Semblanza

Lladó es un fotógrafo poco conocido por el gran público e incluso por los especialistas en la historia de la fotografía en España. Resulta llamativo si se tiene en cuenta la calidad de su obra y las instituciones para las que trabajó. Este hecho va unido a que hay pocos datos sobre su biografía. Se sabe por la documentación custodiada en el Centro Documental de la Memoria Histórica, que nace en torno a 1882. Fue fotógrafo de la Escuela Superior de Arquitectura de Madrid, y realizó importantes trabajos para el Patronato Nacional de Turismo. Además tenía su propio estudio en Madrid ubicado en las calles Santa Engracia y, posteriormente, en Bretón de los Herreros.

Su trabajo en la Escuela Superior de Arquitectura le hizo ser un fotógrafo muy interesado por el arte. Su técnica se caracteriza por la especial habilidad en la captación de la espacialidad arquitectónica, el cuidado en las composiciones y el uso de la luz.

Durante la Guerra Civil, trabajó para el Archivo Fotográfico de la Delegación de Propaganda y Prensa de Madrid, junto con importantes fotógrafos como los hermanos Mayo y Alfonso. Después de la guerra estuvo exiliado en México, país en el que fallecería años después.

En el tiempo que duró su exilio en México, desempeñó diferentes trabajos vinculados al Instituto Luis Vives en el que impartió clases infundiendo su pasión por la fotografía a sus alumnos.

Sobre el archivo Lladó

Los negativos de Luis Lladó llegaron al Archivo Fotográfico del Instituto de Arte Diego Velázquez en 1944, entregados por la Comisaría General de Patrimonio Artístico Nacional. Más tarde, respondiendo a la necesidad de la reproducción de estos negativos, se hicieron numerosos encargos al Archivo Mas de Barcelona para positivarlos y estas copias se integraron con el resto de las fotografías de la colección general. También debemos mencionar otro grupo de fotografías, las copias en papel adquiridas directamente al Photo Studio Lladó durante la época del Centro de Estudios Históricos, entre 1910 y 1936.

En 2010 el Fondo Lladó se integra, junto con el resto del Archivo fotográfico, en el Archivo del Centro de Ciencias Humanas y Sociales (ACCHS) formando parte de la colección custodiada por la Biblioteca Tomás Navarro Tomás.

El Fondo Lladó está formado por 5.853 negativos fotográficos de gelatino-bromuro sobre vidrio de diferentes formatos, en su mayoría de 18x24, pero también algunos de 13x18 y otros formatos más pequeños. Además 31 negativos en soporte plástico (acetatos y nitratos de celulosa). En total se compone de 5.884 fotografías de temática muy variada: patrimonio artístico y arquitectónico, vistas de paisajes y ciudades, retratos, maquinaria, industria, tiendas, etc. Pueden distinguirse varias series, tomando como referencia los lugares representados. Comos series curiosas mencionar las fotografías de la Exposición Iberoamericana de Sevilla y otra de los territorios españoles del norte de Marruecos. Además contiene varios autorretratos en los que se aprecia su peculiar carácter y forma de trabajar.

Raquel, ¿nos podrías comentar qué tratamiento se ha realizado sobre el fondo para garantizar su conservación?

En 2005 se comenzó el proceso de limpieza, digitalización e instalación de las placas de vidrio. Se limpiaron los negativos por el lado del soporte con una mezcla de agua destilada y alcohol. En el lado de la emulsión, al ser muy delicado, simplemente se limpió el polvo en superficie con una pera de aire o una brocha suave.

Proceso de consolidación de una placa de vidrio con la emulsión desprendida

Una vez limpias las placas, se guardaron en sobres de ph neutro de 4 solapas con su número correspondiente y se instalaron en cajas de conservación de cartón premier de acuerdo a su formato.

Estas cajas han sido instaladas en el depósito de materiales fotográficos en armarios fijos y se hace un control ambiental para garantizar las mejores condiciones de conservación.



A la par del proceso de limpieza se identificaron los negativos con deterioros severos (fracturas, pérdida o desprendimiento de emulsión, hongos, etc.) y se tomaron las medidas pertinentes. En el caso de las placas rotas o con emulsión desprendida se consolidaron con otros vidrios del mismo formato para evitar su pérdida.

¿Qué podéis decirnos sobre la calidad de las imágenes conservadas en el fondo y sus características?

Este fondo se caracteriza por la belleza de las tomas y la perfección de la técnica fotográfica, en la que deja su huella personal, es por decirlo de algún modo, un fotógrafo artista. La fotografía de Luis Lladó va más allá del estilo documental y se acerca claramente a lo artístico. La mayoría de nuestros fondos poseen una vocación clara de registrar con toda veracidad la realidad que pretende ser investigada, pero Lladó va más allá. Hay una precisión en las mediciones de la luz, en la imagen latente de las matrices negativas, que hacen innecesaria cualquier corrección en su positivado. Las exposiciones con las que trabaja Luis Lladó son muy largas, pero la riqueza de matices se decide en décimas e incluso centésimas de segundos. El resultado es una gama tonal muy amplia que permite captar todos los detalles. Lladó se hace presente en las instantáneas y así se advierte en muchas decisiones técnicas que afectan el resultado final. Es el caso de sus perspectivas monumentales, que huyen de la aberración óptica, y que traslada a todos los motivos; o cierta reminiscencia pictorialista por ejemplo, en el tratamiento dramático de las nubes, con gran protagonismo en muchas instantáneas. Lladó es un fotógrafo “revivalista” que confía en procedimientos que ya estaban desfasados para la época, como es la placa de vidrio, pero que le permitía un trabajo pausado que alcanzaba una superioridad técnica incomparable.

¿Es posible consultar este fondo? ¿Quiénes pueden consultarlo? ¿Qué requisitos son necesarios?

Se están describiendo las fotografías en el Catálogo de Archivos del CSIC y pueden consultarse junto con sus correspondientes imágenes digitales. Al resto puede accederse mediante una solicitud previa desde la página web. Por motivos de conservación los negativos originales no son consultables por lo que se facilitará una copia digital.

Raquel y Rosa nos hablan, a continuación, de las fotografías que han seleccionado del Fondo Lladó

Castillo de Peñíscola

Esta placa de vidrio de 18x 24 cm. es una de las fotografías encargadas por el Patronato de Turismo para un folleto turístico de Castellón. En la imagen se aprecian todas las características de la obra de este fotógrafo que hemos comentado anteriormente.



Tetuán

Esta fotografía se corresponde con una serie de interesantes imágenes del norte de África de la zona del protectorado español. No solamente hay vistas de ciudades sino retratos populares e incluso del propio fotógrafo posando con un grupo.


Autorretrato




Este autorretrato transmite la especial personalidad del artista. Su pose, su estética y la fuerza de la imagen reflejan todos los valores de su obra.






Queremos dar las gracias al departamento de Archivo de la biblioteca Tomás Navarro Tomás por su apoyo para elaborar este podcast de la BTNT.