Carta de servicios Biblioteca Virtual Digital.CSIC Webmail Quejas y sugerencias CSIC
English | Español
Biblioteca Tomás Navarro Tomás

Catálogos y e-Recursos > Recursos Open Access > Movimiento Open Access

Movimiento Open Access

El CSIC y el movimiento Open Access

Con fecha 31 de enero de 2006 el CSIC se adhirió a la Declaración de Berlín sobre acceso abierto para el conocimiento en ciencias y humanidades, incorporándose así al conjunto de instituciones y organismos comprometidos con "la libre diseminación del conocimiento, no sólo de la manera clásica, sino también utilizando el paradigma del acceso abierto por medio de la Internet". Este compromiso se concreta ahora con la puesta en marcha de DIGITAL.CSIC, el repositorio institucional multidisciplinar que albergará toda la documentación científica en formato electrónico generada por el personal investigador del CSIC.

Presentación del repositorio DIGITAL.CSIC

Más información sobre el repositorio Digital.CSIC

Breve introducción sobre el movimiento Open Access

A pesar de que el desarrollo de la imprenta por Gutenberg a mediados del S. XV supuso una revolución, la comunicación científica siempre se ha visto limitada por aspectos económicos y la logística del transporte. Sin embargo, gracias a los avances tecnológicos de finales de los años 80 (como el desarrollo de los navegadores gráficos) se ha logrado que cualquier persona pueda acceder a la información de manera inmediata.

La comunicación científica se ha realizado de manera tradicional a través de la publicación de artículos en revistas científicas, por lo que estas revistas siempre han jugado un papel fundamental en la transmisión de nuevo conocimiento a la comunidad científica. Por tanto, las revistas científicas cumplen con la doble misión de certificar y asegurar la diseminación del conocimiento científico.

Las revistas científicas se publicaron en papel hasta los años 90, fecha en la que empiezan a aparecer las primeras revistas electrónicas que solían ser una copia exacta de la versión en papel.

Inicialmente se encontraron ciertas reticencias a este nuevo formato de publicación ya que existían dudas por parte de la comunidad bibliotecaria de que existiera una garantía de archivo permanente y por otra parte, de la comunidad investigadora que se planteaba la legitimidad de esta forma de publicación en la carrera investigadora.

No obstante, las grandes ventajas aportadas por este nuevo soporte hicieron desaparecer todas estas reticencias siendo actualmente la publicación electrónica la dominante en muchas áreas frente al papel.

Sin embargo, los altos precios de las publicaciones, la falta de competencia debido a la existencia de monopolios editoriales, la presencia de barreras tecnológicas y legales al acceso a la información científica, entre otros aspectos, hacen que las instituciones científicas no puedan garantizar el acceso completo a la información científica que se produce y que en gran parte financian y generan por motivos económicos.

Por este motivo se llega a cuestionar el modelo editorial existente hasta el momento que está más preocupado por los beneficios económicos que por el valor social de la ciencia y su difusión.

Por todos estos motivos surge el movimiento Open Access (OA). Se trata de una iniciativa que trata de poner la literatura científica y académica a disposición de todos en la Red sin ningún tipo de restricciones. Se cuestiona el monopolio de las grandes editoriales sobre la distribución de la información científica ya que generan barreras a la comunicación de la ciencia.

El movimiento OA surge en el año 2002 (Declaración de Budapest) y posteriormente se ve reafirmado en Bethesda (Declaración de Bethesda, 2003) y en Berlín (Declaración de Berlín, 2003). A este movimiento se le conoce como el movimiento de las 3 B.

La declaración de OA de Budapest dice lo siguiente:

“Por "acceso abierto" a esta producción [la científica], entendemos su disponibilidad libre en la Internet pública, permitiendo a cualquier usuario leer, descargar,copiar, distribuir, imprimir, buscar, o enlazar a los textos completos de estos artículos, capturarlos (crawling) para indización, utilizarlos como datos para software, o usarlos para cualquier otro propósito legal, sin otras barreras financieras, legales o técnicas que aquellas inseparables del acceso a la propia Internet. La única limitación a la reproducción y distribución, y la única función del copyright en este dominio, debería ser dar control a los autores sobre la integridad de su obra y el derecho a ser adecuadamente reconocidos y citados.”

Existen dos vías u objetivos del OA:

  • La ruta verde, también conocida como la ruta del auto-archivo. Esta iniciativa parte de los autores que depositan sus trabajos en los repositorios institucionales (Digital.CSIC)
  • La ruta dorada, consistente en la edición en modo abierto de revistas científicas de calidad sometidas a revisión por pares

Ambas estrategias son complementarias y pretenden facilitar y mejorar el acceso a la información científica y potenciar al máximo su visibilidad.

 

  Twitter

  RSS

  Netvibes

  Youtube

  Pinterest

  Faqs

  CC

 
Biblioteca Tomás Navarro Tomás
c/ Albasanz, 26-28 (28037-Madrid)
Tlf. general: 91 602 26 99