Acerca de Herbert Alexander Simon

Semblanza

Herbert Alexander Simon (1916 – 2001), economista, politólogo, psicólogo y teórico de las ciencias sociales, es sin duda uno de los científicos sociales más notables del siglo XX. Hijo de inmigrantes alemanes en EE.UU (un ingeniero eléctrico e inventor, y una pianista), creció en Milwaukee (Wisconsin). Su temprano interés por las ciencias sociales vino de la mano de su tío Harold Merkel, licenciado en economía.

Simon se licenció en ciencias políticas en 1936 por la Universidad de Chicago, la misma institución donde se doctoró en 1943 con una tesis acerca de la toma de decisiones en sistemas organizacionales. Algunos de sus mentores más notables durante este periodo fueron Harold Lasswell, Charles Edward Merriam, Henry Schultz y Clarence Ridley, con quien escribió el libro Measuring Municipal Activities en 1938.

Recién doctorado, comenzó su carrera académica en la Universidad de California, Berkeley, y la continuó en el Illinois Institute of Technology, ocupando cargos de profesor, director de varios grupos de investigación, y director de departamento. De vuelta en la Universidad de Chicago, participó activamente en los seminarios organizados por la Cowles Commission, junto a personalidades como Trygve Haavelmo, Jacob Marschak y Tjalling Koopmans.

Desde la década de 1950 su carrera fue alojada por la Carnegie Mellon University, donde profundizó en la economía matemática y llevó a cabo una serie de investigaciones en las cuales ponía en común la teoría computacional con la teoría organizacional a partir de los procesos de toma de decisiones. En este periodo, planteó junto a David Hawkins el teorema Hawkins-Simon (1949), sobre las “condiciones para la existencia de vectores positivos de solución para matrices de entrada-salida”. Siempre atento a las posibilidades de aplicación de este tipo de teoremas a la ciencia organizacional, en 1954 determinó por primera vez que la mejor manera de afrontar la resolución de problemas organizacionales es la simulación computacional.

Más adelante, su trabajo fue enmarcándose en lo que vino a denominarse inteligencia artificial, siendo pionero en este campo. Junto a Allen Newell y Cliff Shaw desarrolló el Information Processing Language (IPL), con el que produjeron dos programas fundamentales: el Logic Theory Machine (1956), y el General Problem Solver (GPS) (1957).

En 1967 publicó un artículo que años después obtendría gran reconocimiento por parte de la comunidad científica en torno a la inteligencia artificial, en el que exponía una clara diferenciación entre la “cold cognition” (incluyendo procesos como el razonamiento, planificación, percepción y toma de decisiones) y la “hot cognition” (recogiendo en este bloque procesos como el deseo, el placer, el dolor y las emociones).

A lo largo de su carrera incorporó en su trabajo nociones de psicología y sociología a los procesos económicos (como en el caso de la teoría de la utilidad subjetiva), aportando valiosísimo material a las llamadas economía del comportamiento y economía de la atención. En las ciencias sociales, sobre todo en sociología, economía y ciencia politica, articulos como “A behavioral model of rational choice” (1955), o bien “Bounded rationality and organizational learning” (1991), han revolucionado la forma de entender la racionalidad y el comportamiento humano, sobre todo en lo que concierne su relación con el entorno socio-cultural.

Además del Premio Nobel de Economía por su investigación pionera en los procesos de toma de decisiones en organizaciones económicas (1978), fue laureado con premios como el Turning de la Association for Computer Machinery (1975), el National Medal of Science (1986), o el APA’s Award for Outstanding Lifetime Contributions to Psychology (1993).